Seventh-Day Adventist Church

Ureña 2

Menu

Comunicaciones

Ministerio de Comunicaciones

La organización de este ministerio requiere el apoyo de todos los miembros laicos, los obreros de la denominación y las instituciones adventistas. El Ministerio de Comunicaciones promueve el uso de un sólido programa de relaciones públicas y de todas las técnicas contemporáneas de comunicación, las tecnologías sustentables y el uso de los medios de comunicación en la promulgación del evangelio eterno. La iglesia debería elegir un (a) director (a) de Comunicación en cada iglesia local y, cuando ello sea necesario, una comisión directiva de Comunicación.

“Debemos usar todos los medios justificables para presentar la luz delante de la gente. Utilícese la prensa, y empléese todo elemento de propaganda que pueda llamar la atención hacia la obra” (El evangelismo, p. 99).

“Se concebirán nuevos medios para alcanzar los corazones. En esta obra, se utilizarán algunos métodos que serán diferentes de los empleados en el pasado [...].” (El evangelismo, p. 81).

El (la) director (a) de Comunicación.

El (la) director (a) de Comunicación debe tener la capacidad de relacionarse con las personas y representar debidamente a la iglesia, su juicio equilibrado, su capacidad de organización, su habilidad para redactar y su buena voluntad para cumplir las responsabilidades.

El (la) director (a) de Comunicación de la iglesia es responsable de reunir y difundir noticias en los medios locales, coopera con el (la) director (a) de Comunicación de la Asociación y presenta informes periódicos en las reuniones administrativas de la iglesia. El Ministerio de Comunicaciones de la Asociación provee instrucción apropiada y ayuda a los directores de Comunicación de las iglesias locales.

El pastor, que es el principal responsable por el programa de comunicación de su iglesia, debe colaborar estrechamente con el (la) director (a) de Comunicación y/o con la comisión directiva de Comunicación, en calidad de consejero.

Todo departamento u órgano auxiliar debe designar a una persona que proveerá, al (a la) director (a) de Comunicación, o a la comisión directiva de Comunicación, la información acerca de los eventos más sobresalientes.

Comisión directiva del departamento de Comunicación.

En una iglesia grande, una comisión directiva de Comunicación puede manejar mejor las muchas facetas del programa de relaciones públicas y comunicación de la iglesia. Esta comisión directiva, con el (la) director (a) de Comunicación como presidente, debe elegirse en el tiempo de las elecciones generales de los dirigentes de la iglesia. Se les puede asignar, a los miembros individuales de la comisión directiva, responsabilidades específicas, tales como trabajar con la prensa, con los productores de los medios de comunicación, con el personal online y con los medios de comunicación internos de la iglesia. Cuando hay una institución denominacional en la zona de influencia de la iglesia, debe invitarse a un miembro del equipo de Relaciones Públicas de la institución a formar parte de la comisión directiva de Comunicación de la iglesia.

Comisión directiva central de Comunicación.

Si varias iglesias en una ciudad deciden tener una comisión directiva central de Comunicación, el (la) director (a) de Comunicación de cada iglesia debe ser miembro de ella, y trabajar en armonía con cualquier plan general que coordine mejor el manejo de las noticias y otras actividades relacionadas con los medios de comunicación para las diversas iglesias. La formación de esta comisión directiva debe ser iniciativa del (de la) director (a) de Comunicación de la Asociación. Las reuniones de esta comisión directiva central deben ser convocadas y presididas por la persona elegida por el grupo.